Las WiFis públicas

El uso exhaustivo que hacemos de las herramientas de Internet hace que encontrar estas
redes abiertas sean percibidas como una gran suerte porque nos permiten hacer uso de las
mismas allí donde las encontremos. Sin embargo, hay que saber que no todo el campo es
orégano.
Si estas vacaciones vamos a visitar algún pueblo será muy posible que tengamos la posibilidad
de conectarnos a Internet desde cualquier rincón. Los Ayuntamientos saben que estas medidas
pueden ser efectivas como reclamo turístico, especialmente entre los más jóvenes. Pues son
los pequeños ayuntamientos los primeros en adoptar estas medidas y proporcionar acceso
WiFi gratuito en toda la zona; parece que nos alejamos de los tópicos que marcaban las zonas
rurales como antagonistas de las nuevas tecnologías.
La explicación de que la instalación de una red pública WiFi completa en las grandes ciudades
no se lleve a cabo (sólo encontramos acceso público en hoteles, bares,…) se debe a que el
radio de alcance de los routers es aún demasiado pequeño para tales propósitos, deberían
instalarse en gran cantidad por toda la ciudad y no sería rentable. Esperemos ver en los
próximos años un acceso público a la Red mediante WiFi desde cualquier punto de nuestras
ciudades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *