Avisos de seguridad

Buscador

Temas de interés

¿Quién es responsable del equipo informático?

No siempre está claro cómo responder la pregunta del título, no obstante, su respuesta es fundamental para entender la relación de la empresa con su información.

¿Quién es responsable del equipo informático?
Sobre los empleados, recae una responsabilidad de custodia y uso lícito del quipo informático y la información en él contenida.

Existe una tendencia, suficientemente difusa como para merecer estas líneas, a confundir uso y consecuente custodia del equipo informático con propiedad. Esta circunstancia involucra, en muchas ocasiones, tanto el continente como el contenido.

En el supuesto de que el puesto de trabajo requiera la dotación de un equipo informático para llevar a cabo las tareas encomendadas y que la Organización empleadora facilite uno, éste, a falta de una disposición expresa de las partes en sentido distinto, se entiende de propiedad de la Organización. La jurisprudencia ha consolidado ya una interpretación jurídica que equipara el equipo informático con cualquier otra herramienta facilitada por el empresario/empleador para el desempeño de las tareas.

En esta óptica, también la información relacionada con el desempeño de la función, se considera propiedad del empresario/empleador. En algunas circunstancias se ha avanzado una diferente interpretación del caso en cuestión, equiparando el equipo informático a la taquilla del empleado para defender su contenido de cualquier tipo de intrusión/control por parte del empresario.

Esta interpretación es hoy residual y no encuentra apoyo en la jurisprudencia mayoritaria más reciente, así como en la práctica de las relaciones laborales.

Sin embargo, es recomendable que las Organizaciones regulen expresamente en sus políticas y contemplen en las relaciones laborales la propiedad de los activos, tantos materiales como inmateriales, como medida para fomentar el uso responsable de los recursos entre sus empelados.

Una vez aclarados estos términos, resulta evidente que sobre nosotros, como empleados, recae una responsabilidad de custodia y uso lícito sobre el continente así como el contenido, es decir, el quipo informático y la información en él contenida.