Avisos de seguridad

Buscador

Citas y datos relevantes

  • "We had a remote view of the Spanish data, but for a matter this important, we really need to see all of the data, including the original hard drive". - Artemi Rallo para The New York Times con relación a la recogida de datos de redes wifi no protegidas por los vehículos relacionados con Google Street View
  • "El derecho a la protección de datos, que aún hoy sigue siendo un derecho poco conocido, adquiere más fuerza con el avance de las nuevas tecnologías, como elemento de garantía de valores importantes para las personas: dignidad, libertad y seguridad. Todos ellos entroncan de forma directa con los principios de democracia y Estado de Derecho, reconocidos como base de la UE en el mismo preámbulo de la Carta." - Esther Mitjans, Directora de la Agencia Catalana de Protección de Datos
  • "The current EU rules on the fundamental right to the protection of personal data have stood the test of time. However, we need to address new developments and challenges: the impact of new technologies, the fact that we are now living in a "globalised" world." - Viviane Reding, Vicepresidente de la Comisión Europea, responsable de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía

Temas de interés

¿Hacia dónde va la legislación en esta materia?

Aún a pesar de que hablar de la posible evolución futura de una normativa siempre es complejo, a través de este apartado intentaremos poner de manifiesto los elementos fundamentales de un hecho objetivo: Ya se están dando los primeros pasos para la modificación o, seguramente, sustitución de la norma que hace de piedra angular en materia de protección de datos en la Unión Europea, la Directiva 95/46/CE.

En este apartado se trata de aportar algunas pautas e indicadores que permiten vislumbrar qué objetivos se están marcando en la posible evolución legislativa de la materia de protección de datos de carácter personal.

¿Hacia dónde va la legislación en esta materia?
Hay una evolución constante de la normativa que puede seguirse mediante los pronunciamientos de la Agencia Española de Protección de Datos y en las Sentencias que tanto en la Audiencia Nacional como en el Tribunal Supremo se dictan sobre esta materia.

La imparable, continuada e inevitable propagación de las Nuevas Tecnologías, que son ya rutina de nuestro día a día, aumentan los supuestos, capacidades y riesgos del tratamiento de datos personales.

Como ya se ha dicho en otros apartados, ya en la Constitución de 1978 se incorporó un precepto para establecer límites a la enorme de capacidad de la informática (en el sentido más general posible, y por utilizar terminología de la Constitución), para el manejo de información personal.

El actual desarrollo constitucional de tales contenidos se recoge en la LOPD, que además transpone la Directiva 95/46/CE del parlamento europeo y del consejo de 24 de octubre de 1995 relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.

En España, actualmente, no se vislumbran evoluciones normativas de gran alcance, en cuanto a volumen, en materia de protección de datos, en gran medida quizá porque todavía estamos asimilando un hito fundamental reciente en esta materia: La aprobación de Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Si bien es cierto que, aunque no haya cambios en las normas principales del cuerpo normativo sobre protección de datos personales, no es menos cierto que hay evolución constante de la aplicación práctica de tal normativa. Tal evolución la podemos extraer y analizar a partir tanto de los pronunciamientos de la Agencia Española de Protección de Datos (resoluciones sancionadoras, informes, inspecciones sectoriales, etc.), como de las Sentencias que tanto en la Audiencia Nacional como en el Tribunal Supremo se dictan sobre esta materia.

Sin embargo, en la Unión Europea ya se están dando los primeros pasos para sustituir la norma básica en esta materia, la citada Directiva 95/46/CE. Todavía no son pasos formales, pero ya se han iniciado las primeras declaraciones en tal sentido y las primeras consultas públicas a grupos de interés.

En este sentido, las directrices sobre las que parece que quiere establecerse la evolución de la materia de protección de datos a nivel de Unión Europea, que si derivan en nueva Directiva llegarán a tener un efecto modificador en la normativa española, serían las siguientes:

  • Cumplimiento de la nueva Agenda Digital de la UE.
  • Necesidad de responder al reto del uso de las Nuevas Tecnologías en un mundo globalizado.
  • Necesidad de responder con instrumentos jurídicos más claros y precisos a los retos de la Web 2.0. En particular, responder a las nuevas situaciones creadas por las Redes sociales.
  • Refuerzo de los derechos individuales.
  • Dar a los titulares de los datos el control sobre los mismos.
  • Aumentar de manera definitiva la información sobre el tratamiento de datos personales, es decir, sobre cómo y por quién se tratarán.
  • Reforzar las garantías de acreditabilidad en la obtención del consentimiento.
  • Mayor armonización de las normas de protección de datos a nivel de Unión Europea, en beneficio del mercado interior.
  • Valorar la exigencia de la existencia del Data Privacy Officer en todas las organizaciones.
  • Valorar la necesidad de realizar valoraciones de impacto en la privacidad de las actuaciones de negocio o soporte.
  • Incorporar el concepto de “Privacy by design” (incorporar la privacidad como un elemento más en el diseño de proceso, aplicaciones, productos, servicios, etc.).
  • Promoción de estándares de alto nivel a escala internacional para regular los flujos de información con países ubicados fuera de la Unión Europea.
  • Dar mayor transparencia a las fugas de información que afecten a datos personales, en beneficio de los titulares de los mismos.
  • Y por último, reforzar las capacidades, de todo tipo pero de manera principal las sancionadoras, de las Autoridades de Protección de Datos de los diferentes países de la UE.