Avisos de seguridad

Buscador

Citas y datos relevantes

  • "La gente todavía pica en la estafa de la novia rusa por Internet" - Huete Nogueras. Fiscal de la 2a Sala del Tribunal Supremo
  • "Recibí una primera carta según la cual debía transferir 680 euros para el Ministerio de Hacienda de España" - El País - edición impresa
  • "Estas estafas sólo tienen que ser exitosas en un 2%. Estas campañas son enviadas a decenas de millones de personas al mismo tiempo" - McAfee

Temas de interés

Estafas y otros engaños comunes

Internet posee multitud de ventajas y es una herramienta fundamental hoy en día, pero al igual que en la vida real, no es oro todo lo que reluce.

Estafas y otros engaños comunes
Las estafas en Internet son una copia fidedigna de las estafas en el mundo real.

Las estafas en Internet (también llamadas scam) son una copia fidedigna de las estafas en el mundo real, siendo la principal diferencia, la forma de relacionarnos con el posible estafador; pero, al igual, que en las estafas clásicas, el sentido común es nuestra mejor arma para poder identificarlas y no caer en ellas puesto que "nadie da duros a cuatro pesetas".

Es muy común que recibamos correos electrónicos de personas que no conocemos (aunque a veces son correos que usurpan la identidad de amigos o conocidos, por lo que son los más peligrosos) que nos ofrecen un atractivo negocio en el que podemos obtener un suculento beneficio de forma rápida. Ejemplos de las estafas más comunes son:

  • Hemos ganado un premio o una lotería.
  • Nos contacta un príncipe de un país lejano que nos necesita para sacar su dinero de su país.
  • Una persona atractiva está interesado en nosotros y nos pide que le ayudemos a salir de su país.

En todos estos ejemplos u otros similares, siempre nos van a pedir que seamos nosotros los que primero hagamos un ingreso para facilitar el negocio (para abrir una cuenta, contactar a un socio, pagar un billete de avión, etc.), y seguirán contactando con nosotros mientras vayamos pagando, aunque, por supuesto, nunca recibiremos nada de dinero de la otra parte.

Para evitar estas estafas, sólo tenemos que desconfiar de cualquier oferta de ganar dinero de forma rápida o de entregar cualquier dinero a una persona desconocida o conocida; sobre todo teniendo en cuenta que cualquiera puede hacerse pasar por un familiar o amigo para inventarse alguna excusa creíble y pedirte dinero.