Avisos de seguridad

Buscador

Temas de interés

El cajero automático

La posibilidad de disponer de todo nuestro dinero donde sea y cuando sea se la debemos a los cajeros automáticos. A continuación, revelamos parte de sus secretos.

El cajero automático
Intenta ir acompañado cada vez que efectúes operaciones en un cajero automático.

El cajero automático se ideó cómo método de extracción de dinero (desde una cuenta bancaria personal, sin necesitar la presencia de ningún empleado), pero con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la mejora de las comunicaciones vía Internet, las ofertas que estos ofrecen son actualmente muy numerosas.

Estos dispositivos nos permiten realizar operaciones tales como retirar dinero de una cuenta bancaria, consultar el saldo disponible, realizar transacciones entre cuentas, comprar entradas, ingresar dinero mediante un sobre o cheque...

Sin embargo, el uso del cajero automático encierra algunos peligros ya que se nos pide nuestra contraseña para realizar cualquier operación. Esto puede resultar problemático, pues si bien es una medida de seguridad básica (la contraseña es la primera barrera contra el robo de identidad), se han denunciado casos de robos mediante la utilización de cámaras espía (de tamaño reducido) con el fin de obtener la contraseña cuando el usuario la teclea. Después se roba la tarjeta y se tiene pleno acceso a la cuenta en cuestión.

Para evitar este hurto, es imprescindible cerrar bien la puerta del cajero y esconder la mano que teclea la contraseña con la otra. De este modo, podremos evitar consecuencias nefastas.